Smartfuel, tu gasolinera virtual

 

Repostar gasolina es una acción que normalmente no nos quita demasiado tiempo. De hecho, en ocasiones podemos entretenernos más pagando el carburante que llenando el depósito de nuestro coche. ¿Y si pudieras seleccionar y pagar la gasolina en cuestión de segundos y con un solo clic? ¡La app gratuita Smartfuel te ofrece esta opción!

 

Una vez te hayas descargado la aplicación -disponible en Google Play y App Store y hayas completado el registro con los datos solicitados, ya podrás utilizar el pago móvil de la manera más sencilla y cómoda.

 

1 – Busca la estación de servicio, adherida a la Red Smartfuel, más cercana a ti. Es importante tener activado el Bluetooth y la localización. Si no sabes cómo llegar… ¡Recibirás las indicaciones desde la misma aplicación!

2 – Una vez allí, selecciona “Repostar”, indicando el número de surtidor, cantidad en euros y tipo de carburante. El pago se realiza automáticamente desde tu móvil y el surtidor está listo para repostar al instante.

3 – Llena el depósito de tu coche y continúa tu camino. Recuerda que tienes siempre las facturas disponibles y te será más fácil controlar tus gastos en combustible.

Es fácil, ¿verdad? ¿A qué esperas para disfrutar de todas las ventajas como conductor?

Encuentra la mejor gasolinera para ti

 

¿Estás seguro que tu gasolinera habitual te ofrece las mejores condiciones?

¿Existe otra que se ajuste más a tu ruta habitual para ir al trabajo?

Si estás de viaje o simplemente quieres conocer la gasolinera con las condiciones que más se ajusten a tus preferencias, utiliza el mapa comparador de Smartfuel.

Podrás obtener información sobre los precios en tiempo real, servicios disponibles y distancia desde tu posición actual.

Además, podrás fijar ruta para saber el tiempo aproximado para llegar a la estación de servicio y obtener las indicaciones en caso de que no conozcas su ubicación. ¡La movilidad en gasolineras reinventada por Smartfuel!

 

Smartfuel apuesta por el valor que aportan las personas en su puesto de trabajo. No se fija como objetivo que las Estaciones de Servicio renuncien a tener personal contratado para garantizar un buen repostaje.

 

“La variedad de estaciones de servicio dentro la red soporta esta teoría”

 

En gasolineras totalmente desatendidas, Smartfuel es un método de pago rápido y totalmente digital. En gasolineras atendidas, es un extra de valor añadido hacia el usuario por la mejora en el servicio cliente que aporta.

Realmente podemos encontrar apuestas muy distintas en las más de 100 Estaciones de Servicio disponibles en la Red Smartfuel. Desde la habilitación de un carril rápido mediante el uso de la aplicación en una gasolinera, hasta la posibilidad de dar accesibilidad universal a las personas con movilidad reducida.

 

“Un modelo sostenible”

 

Smartfuel eliminó la impresión de tickets en el año 2017. Recientemente ha implementado una nueva versión destinada a las personas con problemas de movilidad reducida y se ha comprometido a reinvertir parte de sus beneficios a entidades sociales. Pequeños pasos que nos conducen cada vez más a reafirmar el valor de las personas.

 

Función especial para las personas con problemas de movilidad reducida

 

Smartfuel ha llegado a un acuerdo de colaboración con ADFO (Asociació de Disminuits Físics d’Osona), en el que se habilita una función especial de la aplicación para dar solución a las personas con problemas de movilidad reducida.

El pasado miércoles 9 de Octubre se presentó en las instalaciones de ADFO, en Vic, una colaboración entre la asociación y Smartfuel que pretende ser el punto de partida para garantizar el acceso universal en las estaciones de servicio a todas aquellas personas que padecen de discapacidad física.

Desde hace casi tres años, en el momento que se lanzó la aplicación al mercado, Smartfuel ha sido la única aplicación de pago para estaciones de servicio que ha permitido pagar sin tener que salir del coche, usar efectivo o incluso pre-cargar un monedero virtual con antelación. “El valor añadido de Smartfuel es su capacidad de pago completamente virtual, sin necesidad de PIN’s o importes precargados previos”, señala Marc, responsable de comunicación de la aplicación.

Smartfuel se percató de los problemas de accesibilidad que sufre un colectivo importante de la población en las estaciones de servicio, y entendiendo que tiene la capacidad necesaria para cambiarlo, ha añadido recientemente el botón de asistencia.

Se trata de una funcionalidad estrictamente reservada a las personas con problemas de movilidad física, que resulta para ellas un problema bajar y subir del vehículo cuando tienen que repostar. Estas personas, a partir de ahora tienen un botón en la pantalla de repostaje, que les permite avisar a los responsables de las estaciones de servicio de que se encuentran en la estación y que requieren asistencia.

De esta forma, no tan solo no tienen que salir del vehículo para pagar, sino que tampoco tienen que hacerlo para la función de subministrar combustible, una acción totalmente manual y por lo tanto más física, lo que supone que se amplían los puntos, hasta ahora inaccesibles, en los que estas personas pueden desarrollarse sin ningún tipo de complicación.

Adicionalmente, Smartfuel reinvertirá parte de los beneficios directamente hacia la Asociación, en lo que se enmarca dentro de un programa de responsabilidad y desarrollo social de la aplicación.

La magnitud del problema

Normalmente hay una acción que damos por hecha de forma casi instintiva cuando compramos: cuando nos dan el ticket o recibo de compra, sin pensar en el medioambiente

Un pequeño negocio por si solo, imprime alrededor de 50.000 recibos anuales, lo que significa alrededor de 7 kilómetros de papel utilizado para la impresión de recibos cada año. Si pensamos a nivel global, la cantidad de recursos utilizados para la impresión de los recibos, ¡es desorbitante!

 

Más allá del simple trozo de papel

Seamos sinceros… ¿Quién no ha guardado nunca un ticket en la cartera o coche durante mucho tiempo? ¿O lo hemos guardado dentro de la bolsa de la compra? Estas podrían ser acciones con la que tendríamos que tener cierto cuidado.

Seguro que muchos de vosotros habréis notado que con el tiempo, el contenido del ticket se borra. También, si le acercamos una llama se vuelve de color ceniza. Todo esto se debe a que un 90 por ciento de ellos están hechos con papel térmico, un tipo de papel que actualmente está en el foco de atención debido a uno de los químicos que contiene: Bisfenol-A.

Según un estudio internacional liderado por la Universidad de Granada, esta es una sustancia que puede alterar el equilibro hormonal y tener efectos nocivos en la salud de las personas, por lo que se recomienda manipular lo menos posible este tipo de papel.

 

Objetivo: Papel 0

La solución es simple: eliminar el ticket por completo de todo el proceso de compra.

En Smartfuel, como empresa tecnológica, creemos en el respeto hacia el medioambiente y queremos focalizarnos en maximizar aún más nuestro compromiso.

Desde un primer momento, y con el objetivo de contribuir a la reducción del uso del papel, hemos ido un paso más allá en la digitalización de todo el proceso de pago y suministro de combustible. Cuando lanzamos Smartfuel a todos los públicos en Junio de 2017, optamos por eliminar el ticket físico en todos los repostajes hechos con la aplicación.

Los usuarios obtienen de forma automática su ticket de compra en la app una vez finalizado el repostaje, o también en su correo electrónico si habilitan esta opción. Por otra parte, uno de los colectivos que por razones obvias de consumo contribuye a la impresión de más tickets; las empresas, reciben de forma totalmente automatizada la factura en su correo electrónico por defecto una vez finalizado el repostaje o final de mes.

 

Nuestro pequeño granito de arena

Todo el equipo de Smartfuel quiere aportar su granito de arena a la preservación del medio ambiente y salud de las personas.

Actualmente contribuimos al ahorro de 120 kilómetros de papel térmico de forma anual y queremos ir mejorando esta cifra un 40 por año tras año. Tal vez unos datos poco significantes a nivel global, pero que es nuestro granito de arena hacía un cambio más que necesario en el entorno actual.